Comparte con tus contactos:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

No todas las redes sociales son iguales

Cuesta imaginarse nuestra vida antes de la era de Internet, de los ordenadores personales, de los móviles y, como no, de las redes sociales. La forma de comunicarnos con el mundo e informarnos ha cambiado desde que estas irrumpieron en nuestras vidas y por ello, todo tipo de organizaciones, entidades e instituciones se han puesto a incorporar en su estrategia de comunicación el uso de las redes sociales porque ello, indudablemente, les acerca a su público.

A veces estas incorporaciones han respondido a necesidades detectadas y estudiadas, pero en otros casos comunicar a través de las redes sociales se ha convertido en un estar por estar, porque todo el mundo está ahí.

De hecho, es sorprendente ver que muchas de las personas que dirigen la comunicación de una empresa u organización pequeña, a penas saben cuáles son las  diferencias entre ellas, e incluso piensan que todas las redes sociales son más o menos lo mismo, aunque en unas predomine el texto, y en otras el contenido audiovisual. 

Consecuencia de ello es caer en el error – un gran error en mi opinión- de vincular el mismo contenido en todas las redes sociales. De manera que la misma foto que se sube a Instagram se pone en Facebook, se twittea y se sube a Pinterest.

Para entender que cada red social tienen un objetivo concreto, propongo echar un vistazo a este dibujo. Sobre todo si eres de los años 80 para abajo, entenderás perfectamente qué finalidad tiene cada una de ellas.

Diferencia entre las redes sociales

Fuente: http://laragraciacreazione.com/las-redes-sociales-antes-de-internet/

En resumidas cuentas:

Facebook es la agenda. El blog es el diario personal o libreta de notas. Twitter son los titulares, los textos cortos y concisos que pueden o no llevarnos a más información.

Intagram son las fotos sueltas que podríamos hacer con una Polaroid. Flickr (que no aparece aquí) también son fotos, pero permite organizarlas en álbumes. Mientras Pinterest  es el corcho donde colgamos ideas para inspirarnos.

El email es la carta. Mientras que Skype es el teléfono de casa de antes.

Con Spotify escuchamos música y a través de Youtube vemos vídeos.

Forthsquare es el mapa con chinchetas que marcaban nuestros lugares favoritos.

Cada red social tienen una finalidad diferente y cubre nichos de mercado diferentes. Por lo tanto, cada una tiene un público concreto y específico. Por ello, estar en todas las redes sociales, puede ser una inversión de tiempo (y de dinero) que realmente no nos acerque a las personas a las que queremos llegar (público objetivo).

Conocer bien las diferencias entre las redes sociales es fundamental para establecer una estrategia que se adecue a los objetivos marcados.

Comparte con tus contactos:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *