Comparte con tus contactos:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

¿Y hoy de qué hablo en las redes sociales?

¿Cuántas veces te has plantado delante del ordenador y te has hecho esta pregunta? ¿Cuántas veces te has enfrentado a un calendario editorial en blanco?

Si este es tu caso, he de decirte que eso seguramente ocurre porque hay una mala planificación del contenido en las redes sociales de tu organización, donde se deja demasiado margen para la improvisación y la última hora.

Cierto es que muchas veces atendemos desde las ONGs a la más rabiosa actualidad, y eso nos hace estar pendientes de las noticias que nos atañen y modificar nuestro contenido. Pero independientemente de las noticias que se «cuelan» en el calendario, la persona encargada de las redes sociales deberían tener ciertos temas en el calendario con bastante antelación.

En este post te explico cómo planificar tu calendario editorial para que no tengas que improvisar o te entre, lo que yo llamo, el «pánico al vacío».

Si un año es demasiado, trocéalo. Recuerda que si planificar a un año vista te resulta difícil puedes hacer calendarios trimestrales o cuatrimestrales. Escoge el periodo de tiempo que te permita tener una visión de futuro pero también que sea abarcable.

Empieza al año: marca los hitos de las diferentes áreas de tu organización

¿Qué mejor momento que ahora que comienza un año nuevo para reunirte con los diferentes departamentos para que te cuenten en qué están ahora y en qué van a estar en un futuro? Las compañeras y compañeros de cooperación, voluntariado, sensibilización, incidencia y demás áreas dentro de tu organización seguro que están inmersos en su propio proceso de planificación de acciones y actividades. Reúnete con cada uno de los departamentos (mejor si es por separado) y toma nota de todo lo que está por venir, así como de las fechas de cada acción. Valora con tus compañeras y compañeros si necesitan cobertura comunicativa.

Por ejemplo, si van a realizar un taller, quizás sea pertinente difundirlo en redes sociales un mes antes para animar las inscripciones, hacer recordatorios una vez a la semana y sacar una noticia el día después de la formación. De esta manera, veremos lo que cada tema da de sí en los canales online.

Haciendo este ejercicio de recopilación de hitos, estoy segura de que en el calendario irán desapareciendo los huecos en blanco.

Suma los hitos comunicativos y de la organización

A ese calendario incipiente ahora hay que sumar los propios hitos del departamento de comunicación y marketing (días mundiales e internacionales de los que tengáis algo que decir, campañas de comunicación o sensibilización que lancéis, etc.) y efemérides importantes de la propia organización (aniversarios, eventos, etc.).

Igual que en el caso anterior, las cosas que estén fechadas hay que ponerlas en el calendario donde corresponden.

Con un ojo puesto en la actualidad…

Como he comentado anteriormente, la actualidad rige en muchas ocasiones los contenidos de las ONG. Una de las principales tareas de las personas que lleva las redes sociales es echar un vistazo los temas principales para valorar la incorporación de contenido fuera del programa, que se sumará o desplazará a los temas previstos.

…  y otro en las conversaciones en las propias redes

También nos ayudará a conformar el calendario los temas candentes en los medios sociales. Podemos fijarnos, para ello, en los trending topics del día o de lo que están hablando organizaciones similares a la nuestra con tal de sumarnos a la conversación.

Saca el máximo partido de cada contenido

Para ir rellenando el calendario lo máximo posible uno de los consejos que siempre doy es que de cada tema o bloque temático se extraigan los contenidos que se pueden elaborar para redes sociales y se determine la cadencia o intensidad en medios sociales que queremos darle. Hay que encontrar la justa medida entre el aprovechamiento de recursos online, sobre todo si ha supuesto un esfuerzo hacerlos, pero sin machacar o aburrir a la audiencia con el mismo contenido una y otra vez.

Pongamos el ejemplo de una campaña de comunicación. Todos los 8M nuestra organización lanza una campaña por el Día de la Mujer. Conforme se acerca la fecha sabemos que esa campaña va a tener ciertos elementos online y acciones: una landing, un spot, una recogida de firmas, una movilización y una serie de testimonios.

En este caso, tenemos el hito del 8M que sirve como referencia y habría que ver qué contenido sacamos antes, durante y después de ese día. Evidentemente, el 8 sería es el día de mayor intensidad para sumarnos a la ola y las conversaciones. Podemos presentar la campaña con el spot, más tarde sacar uno de los testimonios y la recogida de firmas, que son quizás los elementos principales para que la audiencia conozca la campaña.

Antes del 8M hemos podido anunciar en varias ocasiones que vamos a participar en las movilizaciones y en este punto también se pueden crear varios elementos ad hoc para invitar a la audiencia a la movilización: una imagen inspiradora, una cita empoderadora, un vídeo de una persona pública animando a la participación, etc. Como veis, se trata de sacar punta a cada elemento, recurso o acción.

Por último, pasado el 8M habría que ver qué elementos sacar para darle continuidad a la campaña y valorar la intensidad (cuántos posts por semanas sacar y durante cuánto tiempo). Con ello, vamos rellenando la planificación de antemano y ello nos facilitará el trabajo.

Como ves desgranando los contenidos de esta manera dejarás poco margen a la improvisación. Cuando llegues el lunes a la oficina ya tendrás una serie de contenidos ubicados en el calendario y solo será necesario ir rellenando huecos con temas genéricos, con la propia actualidad o con hitos que vayan surgiendo y que no estaban planificados de antemano.

Comparte con tus contactos:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *