errores en la web
Comparte con tus contactos:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

 

errores en la web

Recientemente hemos asesorado a una ONG a mejorar su web, ya que, según nos contaban, en ella no se daba la imagen que buscaban. A raíz de este asesoramiento y de hacer un repaso por algunos sites de diferentes organizaciones hemos podido detectar unos errores frecuentes que desde Upside Down creemos que se han de evitar:

- ¡Cuida la ortografía! Somos humanos y se nos puede escapar algún error, alguna incoherencia o olvidarnos de algún acento. No se pide la perfección, pero sí que la web se repase una y otra vez para que cuando salga a la luz esté impoluta.  Pero atención: por experiencia decimos que cuando una misma persona lee y relee el mismo texto una y otra vez, los errores se vuelven imperceptibles. Por eso, es mejor que varias personas se encarguen de corregir; o bien, que se dejen transcurrir unos días para que dejemos de tirar de memoria y de verdad leamos.

¡Cuida el estilo! Dejemos los  tecnicismos para las y los técnicos. Usad un lenguaje sencillo, fácilmente entendible, e incluso con cierta pedagogía. ¿Vais a introducir conceptos complejos como empoderamiento o enfoque de género? Explícalo claramente, no des por supuesto que el común de los lectores entiende de estos temas. Ahora bien, si te diriges a un público experto, entonces puedes hablar en clave. El quid de la cuestión es la audiencia que quieres que haya detrás.

Ay, ay, ay esas fotos Ahí las ONG tienen una cuenta pendiente. O bien son fotos demasiado caseras, o distorsionadas (porque se ha intentado encajar una fotos enorme en una cuadro pequeñito) o simplemente no son significativas ni refuerzan el mensaje que se quiere transmitir.
Mucho cuidado con ello. En Upside Down siempre  insistimos en la coherencia y las fotos no pueden estar al margen de ello. Un consejo: apuesta por las imágenes propias. Seguro que en la organización hay alguien al que se le dé bien hacer fotos, y si no, no estaría de más contratar a un profesional que realice un banco de imágenes de vuestros proyectos. Las ONG tenéis cantidad de historias que contar y, como se sabe, una imagen vale más que mil palabras. Por ello, evitad en vuestras web fotos que cualquiera pueda encontrar en Google imágenes, sobre todo si son excesivamente “marketinianas” (todos guapos, todos felices,…) y ni hablar de las que reflejan estereotipos o situaciones que queréis cambiar. Mucho más sobre esto en el apartado 5 del Código de Conducta de la CAONG.

- Pensar que la web sólo se va a visitar desde un ordenador. ¿Es la web responsive? Es decir, ¿está adaptada a dispositivos móviles y tablet? Si no es así, os recomiendo que comencéis a trabajar en ello. Aquí os dejo una infografía sobre la penetración de estos dispositivos en España. Los datos son de 2013, así que imagino que las cifras han crecido enormemente.

No tener en cuenta la usabilidad. Adelántate al comportamiento de las personas que van a entrar en la web. Si les pones la información muy escondida, si para donar tienen que hacer más de dos cliks, o han de descargarse un folleto en PDF realmente estarás perdiendo potenciales donantes.

Para ello no hay que olvidar en ningún momento cuál es la finalidad de la web. ¿Está dirigida para daros a conocer?, ¿para captar fondos?, ¿para que se suscriban a la newsletter? El diseño estará al servicio de ese objetivo primordial.

Información caóticamente organizada. Vale la pena darle un par de vueltas a cómo está organizado el contenido. Para mí es muy importante que a simple vista, desde la página de inicio, quede claro en qué áreas principales trabaja la ONG, las últimas noticias, acceso a sus proyectos, donación y a las redes sociales.

Ahora se llevan las páginas minimalistas, así que la tendencia es alejarse a la saturación de información. Además, si hay muchos elementos, lograréis distraer la atención.

Pero no sólo el contenido ha de estar bien organizado, sino que ha de llamar la atención, centrándolo, en la medida de lo posible, en las personas beneficiarias, en los temas que se quieren cambiar y no en la ONG. Mi consejo es que os alejéis de las web demasiado corporativas e institucionales, porque eso simplemente no genera tanto interés.

Querer ser original y morir en el intento. No tenéis que inventar nada nuevo. Coged inspiración de otras webs. No digo que copiéis, pero sí que tengáis en la cabeza esa página que os enamoró a primera vista o logró captar vuestra atención desde el principio.

 

¿Se te ocurren otros errores frecuentes? Déjanos un comentario y cuéntanos tu experiencia con el diseño web.

¿Te parece un post útil? No olvides compartirlo en tus redes sociales.

Comparte con tus contactos:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

4 thoughts on “8 errores frecuentes en la web de ONG

  1. Felicidades,

    Creo que también es un error habitual el presentar los proyectos de la ONG en la web con el compromiso de ir actualizándolos a medida que avanzan. En principio es una buena idea pero tiene el riesgo importante que si luego no los actualizas lo que transmites es que los proyectos se han quedado a medias (con la consiguiente imagen negativa).

  2. No estoy de acuerdo. Creo que muchas ONGS basante profesionales. Despues de haber tebajado 5 años en una de las mas grandes de españa, cuidabamos cada detalle de mensajes, comunicacion, etc. Igual eso pasa en las mas prqueñas, pero no items personalizados de ongs, sino de empresas poco peofesionales o sin demasiados recursos. Un saludo.

  3. Hola Alicia,

    Gracias por tu aportación. Aquí nos referimos sobre todo a ONG pequeñas y medianas, donde generalmente la comunicación es un área poco profesionalizada, y por ello, mediante estos tips les animamos a mejorarla. Pero siempre hay excepciones, por supuesto.

    En cuando a las grandes organizaciones,yo creo que siempre han de estar en el punto de mira de las pequeñas para precisamente aprender de ellas, puesto que, como dices, se cuida todo al detalle (también generalizando).

    Saludos.

  4. Gracias por el post, efectivamente todavía algunas ongs necesitan una buena reforma en sus webs. También lo veo entre las organizaciones con las que trabajo.
    Otro de los errores que añadiría y tiene que ver con los contenidos (el estilo del que hablas) es que muchas organizaciones escriben en sus webs como si estuvieran elaborando una Memoria o informe, no adaptan su lenguaje a la web. Conviene pensar que en la web no dedicamos mucho tiempo a leer y por eso los mensajes directos, concisos y claros son los que mejor funcionan.
    Otro error es que a veces no se encuentra ningún dato de contacto o personas a las que dirigirte. Puesto que estamos hablando de un sector social, la transparencia es un gran valor.
    El error principal es querer contar demasiadas cosas en la web, tantas que a veces es muy confuso acceder a todos los contenidos. Animaría a todas las organización a hacer un ejercicio de concreción y priorizar los contenidos. Y sobre todo a crear secciones que tengan vida. Todavía hay páginas muy estáticas en un momento de tanto movimiento tecnológico.

    ¡¡Lo comparto en Twitter!! @esthercahe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>